Las verrugas en la zona del cuello son un fastidioSiempre hay una solución para estas verrugas

Verrugas en el cuello


Las verrugas suelen preocupar a quienes las padecen y sobre todo cuando aparecen en zonas visibles de nuestro cuerpo, ya que pueden afectar a nuestra autoestima y ser causa de vergüenza, esto es así para las verrugas en el cuello, si este es tu caso y no consigues acabar con esas feas verrugas en el cuello sigue leyendo, aquí os proponemos diferentes soluciones para que pruebes y consigas acabar con las verrugas de una vez por todas.

¿Por qué aparecen las verrugas?

Antes de hablar de los posibles tratamientos que puedes usar para eliminar las verrugas vamos a hablar un poco de qué son y porqué aparecen las verrugas. Las verrugas en el cuello están causadas por el virus del papiloma humano (VPH), o sea, que es una consecuencia de una infección viral. No son peligrosas para la salud pero sí pueden ser molestas y convertirse en un problema recurrente si no se tratan bien. Depende de donde se encuentren pueden causar un poco de dolor o picazón, sobre todo si están en contacto como es el caso del cuello con collares o prendas de ropa. Las verrugas en el cuello suelen ser del tipo común o verrugas planas. El color y aspecto pueden variar, y ser de un tono más claro que la piel o más oscuras tirando a marrón.

¿Son contagiosas?

Las verrugas pueden contagiarse de unas zonas del cuerpo a otras, lo mejor es no rascarlas ni arrancarlas, el contagio de una persona a otra no es tan fácil pero para minimizar los riesgos es mejor no compartir toallas, esponjas… y usar zapatillas en zonas húmedas de uso común como pueden ser piscinas públicas o gimnasios.

Tratamientos

  • Crioterapia. Mediante el uso de frío para congelar la verruga, puede dejar alguna marca o pequeña cicatriz y afectar a la piel circundante. Con este método se eliminan las verrugas pero el virus permanece, con lo que no es raro que vuelvan a reaparecer.
  • Aceite esencial de orégano salvaje. Este aceite tiene propiedades antimicrobianas, antifúngicas, antibióticas, antioxidantes y antisépticas. Su uso puede ser vía oral o tópica, su uso oral se recomienda tomar 3 gotas mezcladas con algo de agua o zumo, 4 veces al día. Y para su uso externo aplicar en las verrugas un par de gotas en un poco de aceite vegetal como puede ser el de almendras dulces. Se puede aplicar antes de irse a la cama y limpiar la zona por la mañana. No se recomienda el uso de aceites esenciales por la mañana ya que son fotosensibles y pueden causarnos manchas en la piel si nos exponemos al sol.
  • Aceite esencial del árbol del té. Conocido por sus propiedades antibacterianas se aplica directamente sobre las verrugas en el cuello y se deja actuar toda la noche. Lavar la zona por la mañana con cuidado.
  • Extracto de semillas de pomelo (Citrobiotic). Este antibiótico natural se usa para diversas afecciones del organismo incluidas las verrugas, su uso puede ser externo y oral. Puede combinarse su uso oral con otros remedios anteriormente expuestos, ya que el citrobiotic se caracteriza por reforzar nuestro sistema inmunológico, y ya que las verrugas salen cuando nuestro sistema inmunológico se ve afectado esto es importante para combatirlas desde la raíz del problema atacando al virus. Su uso oral es de 15 gotas diluidas en agua o zumo 3 veces al día. Y su uso tópico directamente sobre las verrugas en el cuello sin diluir, mejor por las noches.
  • Dieta equilibrada. Para luchar contra las verrugas de modo drástico, aconsejamos mantener una dieta rica en frutas y verduras frescas, evitar o disminuir el consumo de grasas y de productos procesados, aumentar el consumo de ajo, ya que éste nos ayuda a reforzar nuestro sistema inmunológico además de ser un antibiótico natural, se pueden tomar perlas de ajo como complemento alimentario.

Recuerda

Las verrugas son un problema causado por un virus, pueden ser persistentes así que hay que ser constantes con los tratamientos que elijamos y si se tienen dudas consultar con nuestro médico.

Los comentarios están cerrados.