Verrugas planasRemedios verrugas planas

Verrugas planas


Todas las verrugas son causadas por el virus del papiloma humano (VPH), y también las verrugas planas, este virus tiene más de un centenar de cepas diferentes que provocan diferentes tipos de verrugas también. Las verrugas planas se caracterizan porque no son muy grandes, y tienen la parte superior aplanada, de ahí su nombre. La verruga se presenta como el engrosamiento de una determinada  área de la piel. Puede quedarse del mismo color que la piel o tornarse con un matiz ligeramente rosado, marrón o amarillento.

Como todas las verrugas al tener su origen vírico pueden contagiarse por contacto directo o por compartir enseres de higiene como toallas. Una vez infectados con el virus hay un tiempo de incubación que ocupa unos meses antes de que se desarrollen las verrugas planas, aun así no todas las personas que están en contacto con el virus que produce las verrugas llegan a desarrollarlas. Se sabe que el virus del papiloma humano es capaz de vivir en lugares húmedos como piscinas o duchas públicas hasta varias semanas, con lo que se aconseja hacer uso de estos lugares con zapatillas adecuadas para evitar el contagio.

Las zonas donde es común que aparezcan las verrugas planas son en la cara, pecho, brazos, espalda y manos.

Las verrugas planas no son peligrosas

Verrugas planas en la pielLas verrugas planas no son peligrosas para la salud, pero pueden llegar a picar y ser dolorosas, además como salen en zonas visibles de nuestro cuerpo, pueden afectar a nuestra apariencia y a nuestra autoestima, con lo que es habitual que quienes las padecen busquen soluciones eficaces para eliminar las verrugas lo antes posible.

Como todas las verrugas éstas pueden desaparecer solas en pocos meses o durar hasta unos años antes de que se vayan por sí solas, sin ningún tratamiento. Los estudios indican que estas verrugas afectan a un porcentaje de entre un 7 y 10% de la población, especialmente a niños, jóvenes y mujeres. Por esto se les conoce también como verrugas juveniles.

Clasificación:

Las verrugas planas se clasifican en función del número de éstas que presenta una persona, y se habla de:

  1. Infección leve. Cuando la persona presenta menos de diez verrugas planas y no se presenta ningún dolor.
  2. Infección moderada. Cuando se tienen de diez a cien verrugas planas y no son dolorosas.
  3. Infección grave. Cuando una persona tiene más de cien verrugas y son dolorosas.

Tratamientos

Como las verrugas planas afectan a zonas visibles de nuestro cuerpo es normal que quienes las padecen se preocupen por buscar un tratamiento que no vaya a dejar una gran cicatriz o marca tan difíciles de eliminar.

  • Medicamentos: suelen ser lociones, cremas o ungüentos de aplicación tópica. Suele usarse el ácido salicílico principalmente, y éste corroe la capa externa muerta de la verruga que iremos retirando con una piedra pómez, hay que hacerlo con mucho cuidado para no comprometer a la piel circundante. Es mejor hablar con el médico para que le recomiende la mejor crema de este tipo para su caso en particular, sobre todo si tiene una piel sensible y si está embarazada, ya que en este caso puede que no sea conveniente este tipo de tratamientos. Estos tratamientos suelen prolongarse por varios meses.
    También hay un nuevo medicamento que se llama Imiquimod y que es utilizado por dermatólogos y centros especializados, este medicamento actúa mejorando las defensas de la piel y es el propio cuerpo el que acelera el proceso de curación. Este medicamento no deja marcas, cuando se empieza este tratamiento es normal que la piel se inflame, es especialmente recomendable para tratar las verrugas en la cara, normalmente cuando se trata de verrugas en la cara se combinan este medicamento con otros como pueden ser sesiones de exfoliación mediante oxígeno puro.
  • Tratamientos de venta libre en farmacias. No se recomiendan estos tratamientos cuando las verrugas planas están en la cara, debido a que la piel en la cara es más delicada que en otras partes de nuestro cuerpo. Sin embargo para el resto del cuerpo puede ser una posible solución, hay que ser constantes y aplicar el producto tal y como se recomienda y seguir el proceso que será largo, por lo menos puede llegar a durar unos meses antes de que desaparezcan.
  • Extirpación quirúrgica. Por supuesto en manos de un médico especializado o cirujano, nunca hacerlo por sí mismo, ya que pueden reaparecer y con más virulencia, además de que se puede quedar una cicatriz allí donde no queremos. Este procedimiento llevado a cabo por un especialista, suele dejar marca, hay que tener en cuenta que la verruga no es sólo lo que vemos, sino que hay que extirparla en su totalidad para eliminarla, con lo que no suele ser el tratamiento de elección para aquellas que lucen en zonas muy visibles como la cara o cuello.
  • Terapia con láser.
  • Tratamientos naturales.
    • Homeopatía. Aconsejamos el tratamiento homeopático, ya que es un tratamiento que suele tener muy buenos resultados con las verrugas y que tradicionalmente se lleva usando para estas afecciones desde el siglo XIX. No dejan cicatriz al no intervenir directamente en la lesión.
    • Oligoterapia. No es tan conocida como la homeopatía pero también tiene buenos resultados en el tratamiento de las verrugas, su principio es actuar mediante el aporte de oligoelementos para restablecer el sistema inmune. No dejan cicatriz.
    • Aceite del árbol del té. Este aceite esencial tiene propiedades antisépticas, y es un buen fungicida, antivírico, antiinflamatorio y cicatrizante. Se puede aplicar junto a otro aceite esencial como el aceite de limón ya que éstos se complementan muy bien, el aceite de limón actúa quemando el tejido verrugoso. No importante no mezclar estos aceites sino alternarlos, por ejemplo aplicar uno por la mañana y otro por la noche, o si sólo se aplican por la noche un día uno y al día siguiente el otro. Cuando se aplican aceites esenciales en la piel hay que tener especial cuidado con tapar la zona con gasas y esparadrapos si se va a exponer la zona al sol, ya que éstos son fotosensibles y pueden provocar que nos aparezcan manchas en la piel allí donde se aplicó el aceite. También hay que tener mucho cuidado al utilizar aceites esenciales si se está embarazada ya que aunque parezcan inocuos la mayoría están contraindicados en este periodo. Estos tratamientos suelen ser largos, y no depende del tamaño de la verruga sino de su profundidad.
    • Mejorar el sistema inmunológico. Esto se puede conseguir mediante plantas medicinales como la equinacia o uña de gato. Y también mediante una dieta adecuada, aumentando el consumo de frutas y verduras frescas, incorporar algas marinas y frutos secos y evitar el consumo excesivo de azúcares, productos refinados, bollería, grasas y proteínas. Todo esto no es un tratamiento en sí sino que complementa a todos y cada uno de los posibles tratamientos que podéis elegir para luchar contra las verrugas en general y las verrugas planas en particular, de todos modos, si se tienen dudas es mejor consultar con un especialista, especialmente en casos de enfermedad, u otras circunstancias como pueden ser el embarazo o tratamientos médicos.

Los comentarios están cerrados.