Quitar verrugas plantaresRemedios para solucionar verrugas plantares

Verrugas plantares


Las verrugas plantares son aquellas que se encuentran  en la planta del pie y suelen aparecer en grupos siendo la principal o como se suele llamar, la verruga madre, aquella que sale en el centro y el resto nacen alrededor de esta. La mayoría de las verrugas plantares no son peligrosas, suelen desaparecer por sí solas como todas las verrugas, pero pueden resultar muy incómodas y dolorosas por la zona donde están. Su origen es vírico, causado por el virus del papiloma humano (VPH).

Características

Verrugas plantaresLas verrugas plantares tienen la característica de que crecen hacia adentro debido a la presión que sufren al caminar. Suelen ser difíciles de tratar al encontrarse el cuerpo de la verruga por debajo de la piel. Las personas con mucha sudoración o que realizan mucho deporte son más propensos a sufrir este tipo de verrugas, y hay que tener en cuenta que son contagiosas con lo que hay que evitar los focos de posible infección, como pueden ser las duchas públicas o zonas de agua como piscinas.

Lo más importante al tratar las verrugas es la constancia en el tratamiento, ya que estos necesitan de como mínimo varias semanas para que surtan efecto. El método más común para combatir las verrugas plantares suelen ser los tratamientos con ácido salicílico, en forma de solución o parche que se aplica sobre la verruga, diariamente, también hay que ir retirando la piel muerta de la verruga, normalmente con la ayuda de una piedra pómez. La aplicación del ácido salicílico va matando las células virales y promueve el crecimiento de células sanas de la piel. Este tratamiento suele durar de 3 a 4 semanas hasta que se eliminen por completo las verrugas. Aun así al ser la causa de origen viral no es raro que vuelvan a reproducirse, ya que este virus es muy difícil de erradicar.

Remedios naturales y plantas medicinales

También tenemos las alternativas de tratamientos naturales, vamos a ver los más efectivos y cómo aplicarlos:

  • Aceite esencial del árbol del té. Este aceite tiene propiedades antisépticas y también es un buen antifúngico y antiviral muy eficaz. La mejor forma de eliminar las verrugas es mediante productos que lleguen a la raíz de la verruga, y en el caso de las verrugas plantares es especialmente más complicado por el hecho de que éstas crecen hacia adentro de la piel. Este potente aceite esencial, al aplicarlo correctamente penetra en la verruga hasta que la va destruyendo de dentro a fuera. El modo de aplicación es hacerlo directamente el aceite esencial puro y aplicarlo dos o tres veces al día. Cuando se van a tratar verrugas en otras partes del cuerpo hay que rebajar el aceite esencial del árbol del té al 50% ya sea con aceite de oliva, o aceite de almendras por ejemplo. Se recomienda tanto por las noches y si también se puede por las mañanas poner en remojo los pies en agua caliente, con un par de gotas de este mismo aceite esencial y luego de unos 15 o 20 minutos usar una piedra pómez para ir desprendiendo suavemente la piel muerta. Terminar poniendo un par de gotas del aceite directamente en las verrugas y por las noches aplicar una gasa empapada de este aceite junto con aceite de oliva o de almendras al 50%, sujetarlo con esparadrapo y dejarlo actuar toda la noche.
  • Cataplasmas con vinagre. El método es parecido al anterior, se aplica algodón empapado de vinagre y se sujeta con gasa y esparadrapo y se deja actuar toda la noche, este tratamiento dura mucho tiempo y puede combinarse con otros métodos.
  • Cebolla. Se corta una cebolla por la mitad y con un cuchillo se hace un hueco grande que rellenaremos con sal gruesa, se mete en el frigorífico dentro de un recipiente y cuando salga una especie de líquido transparente, se recoge y se aplica en las verrugas con un bastoncillo de algodón, mejor si se aplica dos veces al día, por la mañana y por la noche. Hay que tener cuidado con aplicar esta solución sólo sobre las verrugas ya que el producto que obtenemos con la cebolla y la sal es un ácido natural que puede irritar la piel.
  • Uso de celidonia. Esta planta también conocida como hierba verruguera, es de las plantas medicinales que mejor funcionan. Se aplica la leche que segrega la planta al cortarla, se aplica directamente sobre las verrugas una vez al día, se deja secar al aire libre y se cubre la zona con una gasa, mejor si es por la noche.
  • Diente de león. También se utiliza para tratar las verrugas. Hay que esperar a que la planta florezca, ya que lo que se usa es la sustancia lechosa que segrega cuando cortamos el tallo de la flor, se aplica dos veces al día directamente sobre las verrugas.

Terapias naturales

  • Homeopatía. La homeopatía es una de las terapias más utilizadas para tratar las verrugas y suele ser muy eficaz. El remedio que suele usarse para el tratamiento de las verrugas suele ser la Thuja occidentalis (Tuya), que funciona muy bien. Es el homeópata el que preparará la dosis exacta que necesita cada paciente. También se puede aplicar la tuya en forma de pomada o tintura, suele aplicarse dos veces al día.
  • Oligoterapia. Esta terapia se basa en el uso de oligoelementos para mejorar o recuperar diferentes patologías. Los oligoelementos son minerales que están en nuestro organismo en cantidades muy pequeñas pero que son imprescindibles para el buen funcionamiento celular y metabólico. En este caso el terapeuta hará un estudio y cuando coinciden las verrugas con un sistema inmunológico deficitario, cuando el paciente siente agotamiento, además ha tenido otras infecciones a veces recurrentes, etc, el tratamiento que suele aplicarse es un compuesto de cobre, oro y plata, las dosis las debe pautar un experto en oligoterapia.

Precaución

precaucionYa que los tratamientos tópicos que se aplican afectan a las verrugas que queremos tratar y también a la piel sana circundante, hay que tener especial precaución y observar si aparece algún tipo de reacción al producto que estamos aplicando, ya sea irritación, rojez o picor, lo mejor es que si aparece algún tipo de molestia detener el tratamiento, aunque sea un remedio natural y acudir al médico para que estudie nuestro caso. Hay que tener especial cuidado cuando se trata de pieles sensibles o que han mostrado reacciones alérgicas con anterioridad.

Los comentarios están cerrados.